El evento deportivo del año: Super Bowl LIII

Los Angeles Rams y los New England Patriots protagonizarán en la media noche del domingo y madrugada del lunes (horario peninsular) una Superbowl que tiene un hilo argumental bien definido: los Patriots de Belichick y Brady intentarán resarcirse de la dolorosa derrota del pasado año ante los Philadelphia Eagles.

En cuanto al elemento deportivo, podemos decir que ciertamente los Rams han marcado muchos puntos y han dado una exhibición ofensiva durante toda la temporada. Por su parte, Brady dabe dirigir como nadie en los playoffs y aunque el equipo anota menos que en los pasados años, le encanta controlar los marcadores y el reloj; algo que seguramente hará en este encuentro si las cosas se ponen de cara.

Los pronósticos para apuestas deportivas son complicados pero creemos que será un partido de muy baja anotación. Puede ser que aunque sean equipos ofensivos el partido se puede romper y que todo cambie, pero los tipsters de Estados Unidos pronostican claramente las apuestas a la línea del under puntos, especialmente en el primer tiempo. Y es que con el marcador igualado, como se prevee, es dificil pensar que el último cuarto será de baja anotación… pero creemos en todo caso que no habrá exhibiciones ofensivas de ningún equipo. Ambos estarán empeñados en defender y en molestar el ataque contrario…

Ya veremos porque puede pasar de todo, pero no vemos un partido de 60 puntos. Los drives serán largos y habrá juego de carrera y eso significa mucho tiempo de posesión… lo que suele traer pocos puntos…

La Superbowl es un partido especial, dura casi tres horas, hay mucha intensidad… los partidos de playoffs son mucho mejores en nivel de juego, y quizás las cuotas a ganador serían diferentes si estuviéramos en un partido de postseason (playoff).

Las dos semanas que han pasado desde las finales de conferencia dan cierta ventaja a los Pats, ya que su entrenador Bilichick tiene mucha ventaja con la experiencia que le dan sus anillos de campeón. Pero lo dicho, en estos partidos todo puede pasar: entre el primer tiempo y les segundo tiempo no pasan 15 min, pasan casi 45 por lo que los ajustes de descanso son brutales. Vimos varios casos en los que tras los dos primeros cuartos todo cambia (Pats vs Atlanta hace dos años).

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *